image El caso del Smart Boutique Hotel Literario San Bieito image Conferencia “Nuevos profesionales para el Turismo 2.0”

Máster en Márketing Turístico y Gestión Digital Máster en Márketing Turístico y Gestión Digital

Envíanos un mensaje

Enviar

La gamificación y el turismo, un tándem posible y adecuado

Rana de Salamanca. Flickr. Autor: respenda: https://flic.kr/p/9979y8

Si te digo que la gamificación es, de forma resumida, algo así como “el uso de mecánicas de juego fuera del entorno de juego” probablemente lo único que lograré será tu indiferencia (o tu incredulidad), además de no haber logrado mi objetivo principal con este post: Simplemente que te plantees si esta metodología podría ser útil para alcanzar parte de los retos que tienes en tu día a día profesional.

Por tanto usaré otra aproximación… más lúdica.

Me gustaría, querido lector que te parases por un momento a observar la siguiente fotografía de una ciudad cualquiera y te animases al reto de descubrir qué emplazamiento turístico está representado en ella:

Gamificación

¿Difícil? Probablemente será difícil negar que sea una fotografía, pero lo que sí podemos discutir es hasta qué punto refleja fielmente la esencia del lugar fotografiado. En este caso, la baja resolución hace que la interpretación del significado de la imagen quede en manos del espectador. De esta forma uno verá un edificio, otro una estatua y otro quizás nada en absoluto. Si juntamos a estas tres personas para hablar de la foto estás servido el caldo de cultivo para una buena discusión, de esas que duran horas pero no llegan a ningún sitio.

Puedes llevar esta metáfora de la foto en baja resolución a casi cualquier aspecto de tu vida profesional y personal: Diferencias en cómo perciben derechos y obligaciones los mandos intermedios y los trabajadores de primera línea, divergencias en los esfuerzos invertidos en que una relación funcione, distintas visiones sobre lo que significa el compromiso, o sobre la valía de varios candidatos en un proceso de selección…

Necesitamos herramientas que nos permitan incrementar la resolución de los eventos que nos rodean.

Pues bien, amigo mío, la gamificación busca exactamente eso: Incrementar la resolución con la que percibimos la realidad que nos rodea. Y cuando hablo de realidad me refiero a cuestiones como las habilidades y motivaciones de nuestros empleados, las necesidades de nuestros clientes, el grado de aprendizaje de nuestros alumnos y multitud de cuestiones que de forma tradicional han ido directas al cajón de los “intangibles”.

Y esto… ¿Interesa en el sector turístico? Turismo y gamificación congenian de forma natural, ya que en ambas experiencias subyace lo lúdico, lo placentero. De esta forma la gamificación se aplica como una capa adicional que organiza la experiencia turística del cliente, enriquece y focaliza la atención del mismo allí donde nos interesa y hace que al finalizar el viaje la persona esté deseando llegar a casa… para contar su aventura épica al resto de familiares y vecinos.

De hecho el uso de elementos lúdicos extraídos de juegos (niveles, retos, narrativa, azar, power ups…), en especial en soluciones mediadas por dispositivos móviles ya se están aplicando en la interacción con el cliente final.

Y si crees que aplicar una metodología lúdica a un emplazamiento turístico no va a funcionar o que solo atraerá a jóvenes, díselo a los millares de personas que año tras año se detienen a buscar la rana de la puerta de la Universidad de Salamanca. Como ves, esto no es nada nuevo, pero ahora contamos con un cuerpo de conocimientos mucho más asentado.

¿Parece complicado? ¿Parece costoso? Querido amigo, te aconsejo buscar datos concretos. No dejes que tus preconcepciones te hagan perder este tren.

En mi humilde opinión la gamificación no solo es interesante, sino que creo firmemente que las empresas que diseñen sus servicios incluyendo esta metodología tendrán una ventaja competitiva respecto al resto, sobre todo de cara a sus potenciales clientes.

Porque lo cierto es que la gamificación ha venido para quedarse. Yo le daría una oportunidad.

PD: Por cierto, la foto refleja la Basílica del Pilar de mi querida Zaragoza. No he podido evitar barrer para casa…

Basílica del Pilar

Basílica del Pilar

Isidro Rodrigo
Experto en RR.HH. y juegos.

Acerca de Javier Camacho
Director Académico y Docente del MATU2.0. CEO en Socialdoor, empresa con base tecnologica e innovadora, especializada en Comunicación 2.0 para empresas turística . Consultor externo para diversas firmas y experto en el binomio Social Media y Turismo, donde compagina su labor profesional con la académica, terminando su Doctorado en la Web2.0 .
Post relacionados
  • Todos
  • por autor

Envía respuesta

Tu e-mail no será publicado